Hacer discípulos en Mongolia

13 de julio, 2023 – Mongolia
Munkhbold, 11, y su hermana Aminaa, 9, participaron en el curso de discipulado de La Gran Aventura en la iglesia Living Stone en Nalaikh, Mongolia.

Una nueva generación viene a la fe en Jesucristo a través de Operation Christmas Child y su programa de seguimiento, La Gran Aventura.

La Gran Aventura
013943
$
Donar

Luz, cielo, tierra y agua salieron de la nada. Luego vino la vegetación, los animales y el hombre. Dios hizo todas estas cosas solo diciendo: “Que exista…” (Génesis 1). Aunque la historia de la creación nos suena familiar, es un concepto totalmente nuevo para los niños en Mongolia.

En la iglesia Living Stone en Nalaikh, a una hora de la capital Ulaanbaatar, los niños escuchan esta maravillosa historia y otras mediante La Gran Aventura, el programa de discipulado de Samaritan’s Purse que se ofrece a quienes reciben las cajas de regalos de Operation Christmas Child. Cada una de las 12 lecciones proclaman las Buenas Nuevas que confrontan las cosmovisiones seculares y animistas en Mongolia. La primera clase sobre la creación es particularmente revolucionaria.

“Siempre me emociona enseñar la primera lección porque es una idea diferente sobre la creación el mundo”, dijo Buyankhishig, una líder. “Mongolia es un país comunista, y la teoría de Darwin se enseña, diciendo que venimos del mono”.

Buyankhishig cuenta la historia de la crucifixión y la resurrección de Cristo durante las clases de La Gran Aventura.

Buyankhishig y otros líderes de la iglesia enseñan a los participantes en La Gran Aventura el principio de Génesis 1:27: “Y Dios creó al ser humano a su imagen, lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó”.

Esta verdad de la Palabra de Dios se graba en las mentes de los niños en el programa. Es tan diferente a lo que han aprendido que pica su interés en el curso de discipulado y les da el deseo de seguir asistiendo.

Salvo, ahora comparte su fe

Munkhbold,11, y Enkhriilen, 9, estuvieron entre los niños que recibieron a Cristo en sus vidas durante La Gran Aventura en la iglesia Living Stone. Cada uno dijo en su día de graduación que Génesis 1:27 había sido su versículo favorito del curso.

Munkhbold asistió a la iglesia por siete años antes de participar en el curso de discipulado, pero las 12 historias fueron una herramienta que Dios usó para cambiar su vida.

Los niños celebran después de la graduación de La Gran Aventura en la iglesia Living Stone.

“Sé que soy un pecador. He hecho muchas cosas malas, pero Dios me salvó y creí en Jesús durante La Gran Aventura”, dijo.

“Dios me salvó y creí en Jesús durante La Gran Aventura”.

Ahora Munkhbold trae a sus cuatro hermanitas a la escuela dominical. También le cuenta a sus compañeros, amigos y vecinos sobre Jesús. “Compartí lo que aprendí con mi mejor amigo, Dulguun, y al día siguiente vino a la iglesia conmigo”, dijo Munkhbold.

Dulguun también participó en La Gran Aventura y ¡hoy sigue a Cristo!

Para Enkhriilen, todas las lecciones de La Gran Aventura prepararon la escena para el dramático final (o más bien, la ayudaron a comenzar algo nuevo).

Enkhriilen oró para aceptar a Cristo en su corazón durante La Gran Aventura.

“Aprendí lo que hizo Dios y otras historias de la Biblia”, dijo. “Conocí a personas como Adán y Eva. También, aprendí sobre el nacimiento de Jesús y cómo nació”.

Al ir escuchando cada historia, se pavimentó el camino para una decisión transformadora. Dijo: “Cuando la maestra nos contó sobre la muerte de Jesús en la cruz, me entristecí. Cuando habló de la resurrección, estaba tan feliz que quise seguir a Jesús y lo invité a mi corazón”.

Esta oración abrió un nuevo mundo para Enkhriilen. Empezó a disfrutar una relación eterna con Jesucristo y aprendió que puede pedir a Dios lo que sea que esté en su corazón. Una de sus primeras oraciones fue que su mamá la visitara.

Sus padres viven en la provincia en el este de Mongolia, y ella vive con su abuela, su hermano, su hermana y su sobrino.

“Aunque estoy lejos de mis padres, cada tarde les llamo y hablamos de lo que he aprendido en La Gran Aventura”, dijo.

Su mamá planea ir con ella a la iglesia cuando la visite y Enkhiilen espera que también le dé su vida al Señor Jesucristo.

Los niños disfrutan sus Nuevos Testamentos, los que reciben en su graduación de La Gran Aventura.

Comienza con una caja de regalos

El programa de La Gran Aventura comienza con las distribuciones de las cajas de regalos de Operation Christmas Child y eventos evangelísticos.

“Cada año, nuestra iglesia recibe entre 50 y 100 cajas, lo que implica que podemos alcanzar a 50 y 100 niños y sus familias”, dijo Buyankhishig. “Las cajas ayudan a abrir el corazón de las personas”.

Ha visto de primera mano cómo hacen una fuerte impresión en los niños, Muchos deciden seguir a Jesús como resultado de las cajas o La Gran Aventura. Incluso los que no tienen una impresión positiva del cristianismo, tienen más probabilidad de ir a una iglesia en el futuro.

“Lo que hacen es muy importante”, dijo Buyankhishig. “Quizá parezca muy simple empacar una caja, pero es muy importante para el reino de Dios. Tu recompensa será grande en los cielos”.

¡Empaca una caja de regalos! La semana nacional de recolección es del 13 al 20 de noviembre, 2023.

Los niños de todas las edades aprenden cómo Dios creó el mundo a través del curso de La Gran Aventura.

APOYO
Therefore pray the Lord of the harvest to send out laborers into His harvest.(Matthew 9:37-38). God is answering those prayers through The Greatest Journey, the discipleship program Samaritan’s Purse offers for boys and girls who receive shoebox gifts through Operation Christmas Child. We train teachers and supply local churches with everything they need—including Bibles for graduates. Through The Greatest Journey, over 3.8 million children have prayed to receive Jesus Christ as their Savior, and 4.2 million have promised to prayerfully share the Gospel with friends and family.
La Gran Aventura Jesus reminds us that the Kingdom of God is filled with people who have childlike faith. “Let the little children come to Me, and do not forbid them; for of such is the kingdom of heaven” (Matthew 19:14). We praise God that more than 17 million children have made decisions for Christ through The Greatest Journey. When they graduate, we present them with the New Testament in their own language so they can continue to grow in their faith and share Jesus with friends and family members. Your gift of $6 per child will enable us to train local volunteer teachers and provide all the materials for the 12-lesson course, including the graduation Bibles.

OCC-La Gran Aventura 013943
Donación sugerida: $6 o $6,000 para 1.000 niños
$

Más

Español
Quantcast